Todos nuestros caminos
llevan al éxito

Utilizamos los mejores materiales, recurrimos al aprovechamiento de los recursos existentes y ofrecemos una gran versatilidad de servicios. Todo esto nos permite garantizar que cualquier camino que acometemos, tiene como destino el éxito.

Productos y servicios

Eliminamos la necesidad de recurrir a recursos mineros mediante el aprovechamiento de recursos existentes en las propias infraestructuras o en sus inmediaciones.

Las restricciones ambientales respecto a préstamos y áridos de calidad impulsan con fuerza tanto las explanadas estabilizadas como el reciclado de firmes. Ambos se desarrollan gracias a la disponibilidad de potentes máquinas estabilizadoras-recicladoras, a unos costes competitivos.

Disponemos de los medios técnicos para establecer el proceso que permite que suelos existentes intransitables, puedan ser transformados en firme resistente, económico y duradero.

Aplicamos un conglomerante como cemento o cal en lechada o polvo (y en menos ocasiones betunes o emulsiones bituminosas) a un material existente, para conseguir un producto con mayores prestaciones de resistencia y durabilidad, compatible con la normativa vigente.

Aportamos grandes ventajas frente a la escasez de recursos naturales que se suelen utilizar para obtener materiales de calidad. Superamos las restricciones ambientales y estamos a la altura de necesidades funcionales, económicas y ecológicas en la construcción de infraestructuras.

Hay una solución adaptable a cualquier tipo de terreno que permite que suelos clasificados como “no aptos” formen parte de la infraestructura:

Conseguimos mejorar, de forma diferencial, la durabilidad del firme al reducir la sensibilidad al agua de la explanada con lo que se incrementa la resistencia a la fatiga, a la erosión y a los agentes climáticos.

Obtenemos ventajas medioambientales al aprovechar los materiales existentes en la traza, aunque estos sean de carácter marginal o inadecuado, evitando también la creación de vertederos.

Aplicación en proyectos para:

Explanadas para todo tipo de carreteras.

Caminos rurales y pistas forestales.

Aparcamientos y explanadas de fábricas, áreas de almacenaje.

Pistas de rodadura y servicio de aeropuertos.

Vías ferrocarriles.

Revestimiento de canales y lagos, estabilización de laderas.

Recuperación de terrenos contaminados o rellenos estructurales.

Mezclado de terrenos.

Secado de suelos

Para iniciar un proyecto nos ocupamos:

Estudio previo del estrato o firme que determine las características del suelo (tipo, clasificación, grado de humedad, etc.)

Requisitos de uso de los elementos tratados (rellenos, explanadas, bases/sub-bases, etc.). Para ello es necesario un estudio geotécnico y de las características del suelo lo más preciso posible.

Elección y dosificación del conglomerante para conseguir la capacidad de soporte o la resistencia solicitada.

Todos los procesos se acompañan de los ensayos necesarios de dosificación, la humedad del suelo en el momento de la mezcla, la humedad de compactación y el valor mínimo de la densidad a obtener.

Conseguimos rendimientos de hasta 4000 m²/día.

Procedimiento especialmente indicado para la rehabilitación de carreteras con firmes deteriorados y pavimentos bituminosos agotados.  Suponen una alternativa ventajosa al refuerzo convencional o a la reconstrucción.

Nos permite consolidar las distintas capas del firme para conseguir un firme nuevo.

Conseguimos rendimientos de hasta 5.000 m² /día.

Nuestra técnica es específica y de gran aplicación en la sección de estabilizado de suelos. La propia Instrucción de Secciones de  Firme 6.1IC establece la utilización de este procedimiento para conseguir estratos clasificados como S-EST1 S-EST2 S- S-EST3, según prescripciones, para obtener los distintos tipos de explanada.

Conseguimos rendimientos de hasta 1.500 m³ /día.

Estas técnicas son aplicables en suelos que no tienen las cualidades necesarias para la ejecución de terraplenes. Estabilizados esos suelos con conglomerantes hidráulicos tipo cemento o cal, los convertimos en aptos para ejecución de terraplenes.

Los terraplenes representan el mayor volumen de movimiento de tierras en la construcción de infraestructuras y, cuando conseguimos aprovechar el material existente, reducimos el impacto medioambiental al evitar vertederos y transportes de materiales y apertura de préstamos.

Conseguimos rendimientos de hasta 4.000 m² /día.

Con esta técnica, obtenemos suelo cemento ejecutado in situ, evitando instalaciones de plantas para realizar esta unidad de obra, sin mermar las calidades que pudieran obtenerse.

La gran ventaja añadida es que, con esta tecnología podemos acometer obras de poco volumen y hacer viable la ejecución de suelo cemento in situ con los equipos de estabilizado.  

Los resultados son altamente satisfactorios por la rentabilidad económica y los resultados técnicos.

Existen Comunidades Autónomas que aprueban este procedimiento, e incluso que lo regulan en sus reglamentos.

Asfaltómeros realiza el extendido y compactación de capas de aporte nuevas, que complementarían la sección del firme. Con ello damos servicio para ejecutar la sección completa del firme garantizando la calidad y la integración de todos los procesos.

Se ejecutan con equipos de nivelación 3 D incorporados en la motoniveladora. Conseguimos unas tolerancias en la explanación de +/- 1 cm. Disponemos de cisternas de agua para riego y rodillos de alta compactación para completar el proceso de ejecución de estas capas. La tecnología 3D reduce las intervenciones topográficas.

Contribuimos a la vida útil del firme. Conseguimos la estanqueidad de las grietas evitando su evolución, degradación y transmisión a nuevas capas de rodadura.

Disponemos de la tecnología y equipos específicos para el sellado de fisuras en firmes asfalticos a base de aplicación en caliente de másticos bituminosos que obtenemos de betunes con elastómeros.

Procedimiento:

  • Limpieza de junta mediante lanza térmica. Este paso es fundamental para asegurar la garantía futura del éxito del tratamiento.
  • Calentamiento a temperatura no superior a 210 grados de la masilla de aplicación.
  • Aplicación de la masilla y repaso con espátula o patín en su caso, para asegurar la penetración y buena terminación de la junta sellada.